Quienes hayan jugado alguna vez a Vampiro sabrán que una de las pocas cosas que temen los seres de la noche que protagonizan este juego de rol son aquellas capaces de causar la denominada como “muerte definitiva” que acabe con su existencia inmortal. Vampire: The Masquerade – Bloodlines 2 estuvo muy cerca de sufrir un destino parecido ya que según han desvelado fuentes de Paradox el juego no fue cancelado por muy poco.

Una circunstancia que por otro lado no pilla de sorpresa a nadie que haya seguido este proyecto con un mínimo de atención durante los últimos años. El desarrollo de Vampire: The Masquerade – Bloodlines 2 ha estado plagado de problemas que se han podido percibir de forma directa a través de los continuos abandonos de personalidades clave en la creación de este título.

Un “sangrado” continuo que fue debilitando el desarrollo de Vampire: The Masquerade – Bloodlines 2 hasta un momento que fue crítico para este proyecto: el cambio de desarrollador. Un punto de inflexión que llevó a Paradox a considerar seriamente la cancelación de este RPG. Una decisión que finalmente se descartó para finalmente seguir apostando por Bloodlines 2.

Eso sí, no parece que Vampire: The Masquerade – Bloodlines 2 se encuentre en un momento boyante. Desde hace tiempo no se tiene información real sobre los avances de este título y que más bien parece que se encuentra en “letargo”. En Paradox tampoco parecen dispuestos a proporcionar más información sobre este proyecto aunque queda el consuelo de que al menos sigue en desarrollo y que no ha sido cancelado.

Vía |  Rock, Paper, Shotgun!