Vampire: The Masquerade Bloodlines 2 se suma a la tónica habitual que ha marcado la gran mayoría de lanzamientos que se han producido esta generación. El título de Paradox Interactive se retrasa hasta 2021 según ha anunciado el estudio encargado del desarrollo de este título. El anuncio no resulta sorprendente pero no deja de resultar decepcionante para todos aquellos que esperaban este RPG.

Hardsuit Labs ha justificado este retraso debido a que de haber mantenido 2020 como marco de lanzamiento no hubiesen podido garantizar la “calidad” de Vampire: The Masquerade Bloodlines 2. “Esto significa que nuestro objetivo de publicar en 2020 ya no es posible. Posponer este lanzamiento es uno de los cambios que estamos realizando para asegurar que los jugadores tengan la mejor experiencia posible”, ha detallado el estudio en un comunicado.

Si bien es cierto que no son las noticias relacionadas con Vampire: The Masquerade Bloodlines 2 que los aficionados esperaban. Sin embargo, como suele ocurrir en estos casos es mejor un retraso en la producción del juego que lanzarlo inacabado o repleto de errores. Precisamente, el precedente de la primera entrega realizado por Troika nos hace pensar que es la decisión acertada.

Aquellos que jugaron al primer Bloodlines pudieron disfrutar de un RPG como pocos, pero afectado por infinidad de problemas técnicos y bugs. Si retrasando Vampire: The Masquerade Bloodlines 2 se consigue evitar una situación similar, los jugadores habrán ganado. En cualquier caso, será en algún momento de 2021 podamos comprobar si la espera ha merecido la pena.

Vía | PC Gamer