Phil Spencer mostraba una imagen actualizada del cerebro de Series X, esto hacía presagiar que habría movimiento en Seattle y han cumplido con creces las expectativas generadas. Se viene un consolón muy serio con Series X.

Especificaciones técnicas

Anteriormente, Microsoft desveló algunas de las características de Series X, pero sin detallar el motor que moverá el sistema. Ya tenemos una lista de especificaciones y va alto, muy alto:

Tenemos un procesador de 8 núcleos a 3,8 GHz AMD Zen 2 personalizado. La gráfica rendirá hasta los 12 TF y será una RDNA 2 también personalizada. Tecnología de 7 nm, lo último. La RAM era uno de los aspectos que más me interesaba saber y tendrá 16 GB de GDDR6. El SSD será de 1TB NVME que permitirá expandirse con tarjetas SSD propietarias, pero también admitirá discos duros externos mediante USB 3.2 (tres puertos en total). Lector Blu-ray UHD 4K. El bebé pesará 4,4 kg.

La memoria RAM presenta 6 GB que funcionan a 336 GB/s, de los cuales 2,5 se utilizarán en exclusiva por el SO. Los 10 GB de RAM restantes son de configuración rápida, 560 GB/s. Se pretende que el estándar a alcanzar sea los 60fps a 4K, incluso se podrá llegar a 120fps. Como siempre, cada desarrollador optará por una configuración determinada.

Uno de los aspectos que más mejorarán en la siguiente gen es la carga de elementos, se pretende eliminar las cargas. Los de Seattle han hablado de la arquitectura de velocidad de Xbox. Han publicado un vídeo que describe perfectamente el avance que se conseguirá:

El nuevo mando de Series X: retoques sobre una base espléndida

El mando de Series X seguirá la línea que se instauró con el pad de control de Xbox 360. Con todo hay novedades. Tenemos un botón de compartir o share, que hará de la labor de subir contenido algo mucho más sencillo que en la actualidad. Se dispondrá en la parte central del pad. Otra novedad será la cruceta o D-Pad, el talón de Aquiles de los mandos de Xbox. Este D-Pad permitirá marcar mejor las posiciones cardinales, pero también ha mejorado la marcación de las diagonales.

Se continua con una reducción en el borde de los gatillos y textura mejorada en ciertos puntos del pad. Se incluye puerto USB-C de conexión y seguirá llevando dos pilas AA. Me da la sensación que también se han refinado los botones LB, RB.

La expansión de memoria interna con tarjetas SSD

Tendremos 1 TB de memoria interna. Puede parecer mucho, pero el peso de los juegos va a subir mucho con el material en 4K. Podremos utilizar discos duros para expandir la memoria de Series X y también podremos adquirir una tarjeta propietaria de hasta 1 TB. Estas tarjetas se van a fabricar con Seagate y son SSD, por lo que aseguran una configuración muy semejante a la que lleva la propia consola de forma interna. Se insertarán en la parte trasera del bicho. Se desconoce precio.

Quick Resume

Otro de los avances que traerá Series X habilitado por la tecnología. En esta nueva consola podremos dejar varios juegos suspendidos en un punto que podremos retomar cuando volvamos al juego. Parece magia, pero no lo es. Aquí un vídeo para ver como funciona:

Fuente | Microsoft