redout

Los juegos de carreras no viven un especial momento de apogeo. Aunque no gozan de mala salud, ya que el género se nutre de diversos títulos al año, están lejos de alcanzar las cotas de otros tiempos. Pero dentro de los pocos títulos que podemos encontrar en el mercado, todavía son menos aquellos inspirados en juegos como WipeOut o F-Zero. Por eso el lanzamiento de Redout resulta tan sorprendente y a la vez refrescante, ya que es uno de esos títulos que se inspira fuertemente en los clásicos de carreras futuristas y que ha llegado hasta nuestros PCs como un auténtico tapado.

Redout no supone una revolución en el género pero sus creadores sí han sabido establecer las pautas necesarias para ofrecer un título atractivo y que recupere la esencia de los clásicos. 34BigThings srl, desarrolladores de Redout, no ocultan su inspiración y afirman abiertamente que este título es un tributo a aquellos juegos que tan buenos ratos hicieron pasar a los aficionados a la velocidad en las carreras ambientadas en el futuro. Todo ello con una puesta en escena impresionante y creado para ser potenciado por la realidad virtual. A continuación el análisis en profundidad de Redout.

redout1

Apartado técnico

Uno de los elementos que más sorprende cuando nos adentramos en Redout es su vistosidad y colorido. Más allá de la austera interfaz del juego que se ve reflejada en los distintos menús, se esconde todo un mundo de colorido que se muestra en los distintos circuitos que podemos recorrer. Los escenarios se mueven a toda velocidad ante nuestros ojos y aunque quizá el detalle no sea muy elevado, la sensación que evoca en el jugador es sorprendente y lo traslada a un futuro distante.

Es cierto que la variedad de escenarios no es muy elevada y que los modelos de las distintas naves no nos resultan muy inspiradas, pero son pequeños detalles que no deslucen un apartado artístico muy bien diseñado y de excelente gusto. Hay cierto toque de los clásicos del género en el diseño de Redout, lo que quizá agrade a los más veteranos, pero lo cierto es que un poco más de originalidad no hubiese estado mal.

El rendimiento de Redout es bueno y las carreras se desarrollan con fluidez, lo que garantiza una experiencia de juego agradable y necesaria para un título de estas características en el que la estabilidad de frames y su fluidez es imprescindible para poder disfrutar al máximo. En este sentido, poco se le puede reprochar a Redout. Respecto a las opciones de realidad virtual, no las hemos podido probar aunque Redout es en principio compatible con HTC Vive, Oculus Rift y Razer OSVR.

redout2

Jugabilidad

Redout nos mete de lleno en un mundo de carreras a velocidades vertiginosas y aunque es un título bastante conservador en muchos aspectos resulta igualmente divertido. Como no podía ser de otra forma el principal protagonista de este título es la velocidad y los circuitos enrevesados por los que discurren las carreras. En este sentido la sensación de velocidad está muy bien conseguida, sobre todo con algunas de las cámaras, y el ritmo es realmente rápido.

Este título incorpora las modalidades de juego típicas del género: contrarreloj, campeonatos o carreras clasificatorias, pero también algunas propias como la modalidad Arena. La mayoría de ellas presentan dos modalidades, una que nos permite utilizar potenciadores y otra en la que tenemos que participar con nuestra nave sin modificar. Las diferencias pueden ser notables sobre el papel, aunque en realidad no lo son tanto, pues esto dependerá del tipo de potenciadores que estemos acostumbrados a utilizar y el índice de mejora de los mismos.

Estos potenciadores consisten en una serie de mejoras para nuestra nave que pueden ser adquiridos mediante el dinero que obtenemos al completar las carreras o cumplir determinadas bonificaciones. Como mencionábamos pueden ser activos o pasivos, los primeros dependen enteramente de cuándo queramos utilizarlos, mientras que los segundos nos dan alguna pequeña ventaja de forma continua. La naturaleza de los mismos es diversa y podemos adaptarlos según las distintas necesidades de la carrera.

redout3

Este tipo de ayudas son especialmente útiles de cara a hacer las carreras algo más accesibles. Al principio de este apartado mencionábamos que las carreras de Redout son muy rápidas. Esto es totalmente cierto y es algo potenciado por parte de los creadores ya que utilizarlo supone una gran penalización al restar toda la inercia de nuestro movimiento, algo que los rivales aprovecharán para superarnos. Para solventar este problema es necesario aprenderse bien los circuitos y hacer uso de los distintos movimientos que permiten deslizar nuestra nave. De esta forma podremos encarar las curvas más cerradas sin perder toda la velocidad.

Pero «ir a toda pastilla» tiene sus consecuencias en Redout si no somos capaces de mantenernos en el circuito. Nuestra nave sufrirá daños cada vez que choquemos con los márgenes del circuito lo que reducirá la integridad de la misma. Sufrir daños de esta forma no supone un problema mientras lo hagamos de forma controlada, ya que en cuanto dejemos de sufrir daño comenzará una autorreparación. Si en cualquier momento la salud de la nave llega cero se destruirá y tendremos que esperar a reaparecer con la pérdida de tiempo que ello supone.

A pesar de que los elementos de Redout son muy sencillos funcionan bien. No hay demasiados elementos de los que preocuparse a la hora de conducir salvo los mencionados deslizamientos, el freno o el turbo para conseguir un empuje adicional. Quizá lo más negativo es que la IA no resulta demasiado competitiva, lo que puede ser una pega una vez dominado el juego. Para paliar esto, Redout presenta una modalidad online en la que es posible jugar las distintas modalidades que ofrece el juego. A pesar de que los servidores funcionan bien, es cierto que en ocasiones puede parece que no hay suficientes jugadores para mantener una comunidad online que pueda ser considerada como saludable.

En total, Redout pone a nuestra disposición un total de 20 circuitos diferentes con cuatro temáticas y estéticas distintas. El número de pistas no resulta demasiado escaso y aunque en ocasiones las variaciones no son muy grandes, sí suponen una forma nueva de afrontar la competición. A eso hay que añadir algunas modalidades de juego interesantes y bastante únicas que incorporan a Redout unos pocos toques de originalidad.

redout4

Apartado sonoro

Redout cuenta con una banda sonora muy buena aunque quizá no lo suficientemente variada. Los tonos musicales nos sumergen en un mundo de música de tonos electrónicos bastante melódicos y que no resultan machacones. Además, la música y los distintos efectos sonoros contribuyen a crear una experiencia de juego más plena y coherente con lo que Redout intenta transmitir al jugador. Todo un aliciente para disfrutar de este título ya por méritos propios resulta entretenido. A pesar de que Redout tiene voces en inglés, pocas y prescindibles, el juego está íntegramente traducido al español.

Conclusión

Redout puede convertirse en todo un «tapado» en lo que se refiere a los juegos de conducción de este año. Alejado del oropel y del circo mediático, es un título que ha pasado desapercibido más por la falta de marketing que por virtudes propias. Estamos ante un juego poco innovador, pero cuyas mecánicas jugables son sólidas y están bien ejecutadas. Es divertido, rápido y frenético y en este sentido poco más se le puede pedir a un título de estas características. Además, dado el declive de este particular subgénero lo podemos calificar como un auténtico «rara avis» de nuestros días.

Técnicamente poco se le puede reprochar a Redout y ofrece todo lo necesario para que la experiencia de juego no se resienta. Artística y visualmente es de gran belleza pese a que el diseño de las naves no haya sido un poco más atrevido. Además, es compatible con la realidad virtual, lo que puede ser todo un aliciente para los «early adopters» que quieran disfrutar de esta tecnología.

Respecto a las sombras de Redout, quizá podemos destacar precisamente su planteamiento excesivamente conservador o su IA conservadora. Aunque no es un problema del juego, quizá su escasa comunidad online pueda suponer un impedimento para algunos jugadores, aunque si Redout se consolida es perfectamente posible que esta crezca y se estabilice lo suficiente para crear un grupo nutrido y estable de jugadores online.

Redout está disponbile desde el 2 de septiembre de 2016 para PC (31,99 euros)

Equipo de Pruebas