stasis

Stasis es un juego bastante singular, ya que a pesar de ser una aventura gráfica, huye de ciertos convencionalismos del género para ofrecer una historia siniestra y terrorífica que es capaz de atrapar al jugador desde el primer momento. Una tarea nada fácil en un título de estas características, pero que The Brotherhood ha sabido destilar y cristalizar en Stasis.

Su estilo es muy similar al clásico Sanitarium, del que se puede apreciar una inspiración bastante directa, aunque al mismo tiempo es diferente y único. Los entornos en 2D isométricos son muy envolventes y son quizá la mayor seña de identidad de Stasis. A todo esto hay que añadir una trama excelente y bien llevada a la que se le han aplicado en los momentos oportunos los elementos de tensión y terror para crear una experiencia de juego única. A continuación el análisis detallado de Stasis.

stasis

Apartado técnico

Como decía en el párrafo anterior, la seña de identidad de Stasis es su entorno gráfico y diseño en 2D isométrico. No suele ser lo más habitual, pero sí es muy efectivo para crear entornos de cierto detalle. En este sentido, Stasis es sobresaliente, ya que recrea a la perfección la estética de una nave espacial decadente en la que todo se ha ido al garete: suciedad, oscuridad y desolación. Unos escenarios muy detallados que consiguen evocar un cierto malestar en el jugador, consciente de que algo no marcha bien.

Por otro lado, las animaciones son algo toscas, tanto del personaje principal como de los npc que podemos ver a lo largo de esta aventura. No llega a ser molesto, pero sí resulta en ocasiones demasiado crudo, como si no se hubiese pulido lo suficiente. Esta es quizá la principal pega de Stasis, que choca frontalmente con el gran detalle de los escenarios y que de alguna forma resta inmersión al juego. Artísticamente es sobresaliente, aunque en lo referente a lo técnico es un título bastante discreto.

En lo que a rendimiento se refiere, Stasis funciona correctamente y tampoco pide grandes requisitos para poder moverlo. Tampoco he experimentado bugs reseñables, salvo uno que en los primeros compases del juego me impedía desplazar al personaje por el escenario, pero la verdad es que solo me ha ocurrido una vez y tiene toda la pinta de ser un suceso aislado.

stasis

Jugabilidad

Stasis es, más allá de su entorno gráfico, una aventura clásica de «point and clic» en la que todo se controla con el ratón. Desde recorrer el escenario a interactuar con el inventario y los objetos del entorno, todo se controla a golpe de ratón. El escenario también se investiga utilizando este periférico, que al ponerlo sobre cualquier elemento concreto del mismo desplegará una descripción de dicho elemento.

Uno de los puntos fuertes de Stasis son sus puzzles, intuitivos en su mayoría y bastante lógicos en general. La dificultad del juego es algo elevada, lo que puede hacer que sea un tanto compleja para los más novatos en el género. En cualquier caso, están muy bien llevados e integrados con la historia, lo que ayuda a vertebrar la trama y a meternos dentro de ella. Cabe destacar que la muerte es una realidad que puede sucedernos en bastantes lugares a lo largo de la aventura, por lo que es recomendable salvar la partida de vez en cuando.

La duración puede que no sea muy elevada, pero tampoco resulta escasa ni mucho menos se queda corta. Además, la trama es muy interesante aunque es bastante dura y en muchas ocasiones llega a rozar lo desagradable al ponernos delante de algunas escenas un tanto macabras. Pese a lo clásico de su planteamiento, su propuesta resulta muy interesante y fresca e incorpora algunos «trucos» de las aventuras modernas que renuevan de algún modo la fórmula de Stasis.

stasis

Sonido

Como aventura de terror, Stasis juega a la perfección con el uso del sonido y de la música. En este sentido, su utilización está muy bien gestionado para crear esas situaciones de angustia y de esos momentos de calma que preceden a la tormenta. Puede que la banda sonora no sea especialmente memorable ni ue nunca llegue a trascender, pero es efectista y cumple a la perfección con su cometido.

En lo que se refiere a las voces, no están mal, pero tampoco son nada del otro mundo. Un aspecto que es mejorable, pero que en ningún caso resulta molesto. Las voces únicamente están en inglés, y a pesar de que hay una traducción al español, su calidad es un tanto discutible, por lo que es recomendable no utilizarla salvo que sea la única manera en la que podáis entender el juego.

stasis

Conclusión

Stasis se podría decir que es un producto «gourmet» no apto para paladares que busquen experiencias de juego al uso. Es un juego tradicional y desafiante, casi sacado de otra época. El uso de un entorno isométrico sirve para crear un entorno opresivo y siniestro que goza de un encanto un tanto perturbador. Lo único que puede reprocharse a este título es que técnicamente sea tan discreto y que en ocasiones resulte tosco, pero creo que a la larga se transforma en parte de su encanto, como si de una película de serie B se tratase.

Su dificultad está por encima de la media y aunque Stasis comienza con aparente sencillez, poco a poco va desplegando una creciente complejidad que puede llegar a ser abrumadora. Como señalaba anteriormente, los enigmas y puzzles están muy integrados en el juego y son bastante lógicos, pero sí es cierto que en ocasiones es difícil dar con la solución. Si sois aventureros avezados, Stasis es quizá un juego que esté a la altura de los grandes del género.

Por otro lado, The Brotherhood no se ha cortado con la crudeza del juego. Stasis nos pone en situaciones muy duras que llegan a rozar lo desagradable en algunas ocasiones. En cualquier caso, no hay mal gusto o una recreación en lo «gore» es tan solo una herramienta narrativa más que se ha utilizado para crear ese ambiente opresivo de ciencia ficción en el que nos encontramos solos en una nave espacial en lo que algo ha salido terriblemente mal. Único e intenso.

Stasis está disponible desde el 31 de agosto de 2015 para PC (24,99 euros).

Equipo de Pruebas