1

Durante la presentación de Call Of Duty: Black OPS, además de beber y comer, también fui a trabajar, a ver que os vais a pensar. Tuvimos la oportunidad de contar con la presencia de uno de los responsable del 3D en el juego. La idea, desde el estreno de Avatar, fue la de incorporar esta tecnología a Black OPS. Una tecnología que está lejos de asentarse y de generar un interés real.

Activision montó una zona para probar el videojuego con el modo 3D activado. Para ello han contado con la colaboración de Samsung, la marca cedió algunas de sus nuevas pantallas para regocijo de los asistentes. Entrados en materia cuesta acostumbrarse al efecto. En realidad no se el tiempo que han tenido (o han dedicado) a trabajar sobre esto, pero tiene que mejorar.

El efecto sobre nuestro personaje es espléndido. Queda realmente bien la sensación de profundidad que tenemos, añado que en las escenas sobre vehículos, el 3D ayuda a mejorar la inmersión. Por supuesto al hacer uso del zoom en las armas tenemos la sensación real de manejar un arma. Mola bastante.

Por otra parte no me ha gustado como quedan en pantalla los personajes. El volumen que poseen, aunque perceptible, es molesto. Requiere tiempo acostumbrarse a las escenas de acción con este efecto. En un principio no sabemos ni quienes son los enemigos ni quienes los aliados. Por si fuera poco, para disfrutar de esto es más que necesario que juguemos con una distancia mínima hasta la TV. Con todo recomiendo intentar probar todo esto si tenéis la oportunidad.

PD: La sensación mejora conforme pasa el tiempo, es imprescindible dedicar un tiempo a adaptarse. Tened eso muy presente.