Respawn Entertainment, el estudio nacido de los exiliados de Infinity Ward, creadores de Call of Duty, deja el camino de la independencia para pasar a la cartera de estudios de EA.

En un movimiento, que en parte se podía intuir por el gran rendimiento de los juegos creados por la desarrolladora, Electronic Arts ha comprado Respawn por 315 millones de dólares en dinero y participaciones. El montante se incrementa con 140 millones en bonos no confirmados. Por tanto, el total de la operación ascendería a unos 455 millones de dólares.

EA aglutinaría con este movimiento una parte importante de las licencias estandarte de los shooters en primera persona. Recordemos que ahora poseen Battlefield, Battlefront y TitanFall. Sin olvidar que Respawn desarrolla actualmente un juego de Star Wars.

Vía | Venturabeat